Este año comenzará a instalarse en Portocultura, Vigo la estructura flotante para observar los microarrecifes basado en el diseño realizado por Cardama Shipyard.

La Autoridad Portuaria de Vigo ha puesto en marcha el proyecto medioambiental “Peiraos do Solpor” con el objetivo de hacer más visible y generar un mayor impacto público de los microarrecifes de la zona

Para ello se desarrollará un visor submarino flotante previsto en A Laxe, frente a la nave de Portocultura. Este proyecto acaba de ser seleccionado por la Unión Europea como uno de los ganadores del programa europeo “Fast Track Innovation” de 2020 bajo la denominación internacional “Living Port”, que constituye la segunda fase de “Peiraos do Solpor”. Este premio supone una financiación garantizada de 2.5 millones de euros para garantizar el alcance de los objetivos de desarrollo sostenibles de la EU.

 


El proyecto se iniciará en los primeros meses de este año 2021. La nueva configuración de la dársena portuaria, contará con una serie de paneles verticales para promover la colonización de fauna y flora acuática, además de varios arrecifes artificiales. Todo esto podrá ser visualizado por los ciudadanos por medio de la estructura flotante diseñada y construida por el astillero vigués Cardama Shipyard.

Esta plataforma pretende ser el el proyecto “piloto” para la tercera y última fase de “Peiraos do Solpor”, el jardín marino de Bouzas.

Visor Submarino - Cardama Shipyard

Los fondos marinos y concretamente los arrecifes instalados han sido supervisados por Rovs (drones submarinos) y buzos. Dentro del diseño de la dársena podemos encontrar un pantalán de 12 metros de largo por 4 de ancho a los que hay que sumarle un módulo sumergido a 2 metros de profundidad  al que se accederá por medio de unas escaleras. La capacidad de esta sala sumergida será de 10 personas y su diseño de cristalera permitirá a los ciudadanos observar el ecosistema marino generado en los microarrecifes y estructuras sumergidas. 

Mientras se desarrollan las tareas de construcción de la plataforma flotante de Cardama Shipyard, la empresa Israelí Econcrete diseña las estructuras y establecerá sus requerimientos ecológicos, monitorizandas y validadas por la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU).

El astillero Cardama diseña y construye el observatorio submarino, mientras que la Universidad Técnica de Dinamarca se encarga del seguimiento y análisis de los resultados ecológicos obtenidos. La Universidad de Vigo participa en todas las fases, con sus garantías científicas y el análisis del impacto positivo en el ecosistema del Puerto de Vigo y de su Ría, además de participar en los diseños.

Dársena Cardama Shipyard

La última fase se llevará a cabo en la terminal de Bouzas, donde está prevista la instalación de varias estructuras, pantalanes y observatorios para fomentar el ecosistema costero y la divulgación de sus valores. Este es un proyecto formado por 3 fases distribuidas entre la dársena de A Laxe y la terminal RO-RO de Bouzas, es pionero a nivel mundial ha sido el ganador en marzo del premio “Óscar” de los puertos, con un presupuesto de 3.117.618 euros.

  • Fase 1:

La primera fase del proyecto ya finalizada en marzo de 2019, se desarrolló en la dársena de A Laxe con la colocación de las primeras estructuras y microarrecifes que conformarán un primer jardín marino

  • Fase 2:

Esta fase está a punto de arrancar, se llevará a cabo en la misma dársena en un punto diferente y contará con un observatorio submarino que dará visión a los ciudadanos de un segundo jardín marino formado por estructuras colgantes sumergiudas y otros 5 microarrecifes, estos elementos serán la cuna de colonización perfecta para fauna y flora marina autóctona. Este jardín está siendo diseñado por la empresa antes mencionada Econcrete. El cierre de esta fase se dará con la entrega de cuatro pantalanes flotantes y dos nuevas pasarelas de acceso.

  • Fase 3:

La última fase se desarrollará en la escollera de la terminal de RO-RO de Bouzas, donde se pretende instalar 50 microarrefices y piscinas varias que simularán pequeños ecosistemas además de una zona de paseo. Durante el desarrollo del proyecto, tanto Econcrete como la Universidad de Vigo avanzan en nuevos diseños de arrecifes artificiales con el uso de impresoras 3D cada vez más sofisticadas y selectivas, para confeccionar ese gran jardín submarino del puerto.

Visor Submarino Cardama Shipyard

Si las fechas previstas se cumplen, entre finales de este año y principios de 2022, se podrá dar por finalizado el proyecto y los visitantes tendrán el placer de disfrutar de una visión y conocimiento amplio sobre los que el mundo submarino esconde.