El gran avance tecnológico que han experimentado los buques en las últimas décadas, ha venido conducido por la implementación de un gran número de equipos complejos de comunicación, control y seguridad. En este caso hablaremos de las baterías para el naval, elemento esencial para la seguridad a bordo.


Grupo Elektra Partner

Artículo Patrocinado por Grupo Elektra


El fallo de suministro eléctrico en este tipo de equipos, puede ocasionar graves problemas e incluso poner en peligro la seguridad del buque y de las personas que se encuentran a bordo.

Para evitar estas contingencias, el SOLAS (Capítulo II-1, Parte D: instalaciones eléctricas) estableció que determinados sistemas del buque deben estar alimentados a través de fuentes de alimentación ininterrumpida (SAI).
Mientras la SAI está normalmente alimentada por la red eléctrica del buque, todo funciona correctamente, pero cuando se produce un fallo en la alimentación principal, las baterías son las encargadas de alimentar a los equipos conectados a la SAI, dando servicio ininterrumpido mientras dure su carga eléctrica. La DNV, establece en (parte 4, capítulo 8, sección 2, artículo 3.1.2.) la duración mínima de servicio de alimentación para los distintos consumidores de buques de carga:

intro baterías

Definición

La batería eléctrica es un dispositivo capaz de convertir la energía química almacenada en corriente eléctrica. Esta característica hace que las baterías sean un elemento clave en la provisión de suministros de energía esenciales y de emergencia a bordo de los buques.

El principio de funcionamiento está basado esencialmente en un proceso químico reversible llamado oxidación-reducción, en el cual uno de los componentes se oxida (pierde electrones) y el otro se reduce (gana electrones).
Teniendo en cuenta la naturaleza electroquímica de las baterías, distinguimos tres familias:

  •  Baterías de níquel-cadmio.
  •  Baterías de plomo, de las que a su vez distinguimos dos tipos: Abiertas y herméticas.
  •  Baterías de litio

vida útil de baterías

A modo resumen, podemos observar que las baterías de mayor duración, en términos de vida útil, son las baterías de níquel-cadmio que son al mismo tiempo las baterías más compactas y que mayor tolerancia de temperatura pueden soportar, sin embargo, este tipo de baterías requieren de una alta frecuencia de mantenimiento y el coste es más elevado que cualquier otra.

En el otro extremo, encontramos las baterías de plomo herméticas, cuya vida es inferior, pero con unos costes de mantenimiento e inversión mucho más reducidos que las de níquel-Cadmio.

Entre estos dos tipos de baterías, encontramos las baterías de plomo abiertas, con el inconveniente de que estas baterías necesitan de requisitos especiales de localización. Estas baterías, tienen que ser instaladas en locales especiales y dedicados exclusivamente para las baterías, donde se deben tomar medidas especiales de ventilación y de instalación eléctrica. La sociedad de clasificación naval DNV, establece (Parte 4, Capítulo 8, Sección 2, artículo 9.4),, cuales son los requisitos de instalación necesarias para el funcionamiento de este tipo de baterías.

En términos prácticos, los principales tipos de baterías que se utilizan en las SAI marinas son las baterías de plomo herméticas, utilizadas en el 95% de las ocasiones, ya que tienen muy bajo mantenimiento, no necesitan locales especiales para su instalación por la baja emisión de gases, y en la mayoría de los casos se instalan en el interior del armario de la SAI.

batería

Además del tipo de batería, es importante definir su capacidad en Ah (amperios horas). En primera instancia, la capacidad da una idea de la intensidad que puede dar la batería durante un determinado período de tiempo hasta llegar a un nivel de tensión considerado como tensión final de descarga. Normalmente se refiere a 10 horas de descarga (C10) hasta una tensión final por celda de 1,8V, de manera que una batería de 150 Ah es capaz de dar 15 A durante 10 horas para que su tensión por celda baje de 2V a 1,8V. Ojo, una batería de 150Ah no es capaz de dar 150A en una hora para que su tensión final sea de 1,8 V. La capacidad disminuye conforme aumenta la intensidad demanda a la batería.

EXIDE Marine Battery

EXIDE es especialista en la fabricación de baterías y ofrece una gama específica para el sector naval, MARINE-E4XIDE. Esta gama de baterías se encuentra especialmente equipadas con tecnología AGM de materiales altamente preparados para entornos marinos y con certificación naval expedida por la clasificadora DNV.

La gama de baterías marine Exide AGM, están equipadas con placas de fibra de vidrio capaz de mantiene el electrolito inmovilizado y en contacto constante con el material activo de plomo en las placas. El diseño AGM ofrece una menor resistencia interna y mayor área de placa, lo que proporciona:

  • Mayor potencia de arranque
  • Hasta un 50% de ahorro de tiempo de recarga
  • Apta para montaje lateral. Alta resistencia a las vibraciones y a la inclinación
  • Recombinación interna de gases. Sin restricciones de ubicación
  • Segura y limpia (antiderrame y filtro anti-llamas)
  • Libre de mantenimiento

 

tipos de baterías

Grupo Elektra

Grupo Elektra es especialista en el suministro de material eléctrico en una gran variedad de productos de primeras marcas, siendo capaz de aportar soluciones para el sector naval, náutico e industria portuaria, además de ofrecer asesoramiento en muchos otros ámbitos como seguridad industrial, cuadros eléctricos, iluminación, Media Tensión, entre otros.

Grupo Elektra ofrece la solución técnico-económica de producto más adecuada atendiendo al conocimiento técnico del producto, conocimiento normativo naval y conocimiento compartido entre clientes, siendo pues, un único proveedor eléctrico para un gran número de soluciones.

Todos los productos navales han sido seleccionados teniendo en cuenta las duras condiciones marítimas a las que se enfrentan y al cumplimento normativo establecido por las Sociedades de Clasificación pertenecientes a la IACS.


Grupo Elektra Partner

Artículo Patrocinado por Grupo Elektra