No, simplemente es necesario que los estudiantes tengan unos conocimientos mínimos de acceso a internet y navegación en páginas web.