Estibadores,vaya lío

Artículo de Opinión.

Primeramente,os recomiendo que os paséis por la web www.margruesa.es donde podréis encontrar una blog realmente interesante donde el Capitán de la Marina Mercante Don Fernando Saiz expone sus reflexiones sobre temas de controversia marítima y mucho más.


Tengo mis dudas, de si la quiebra de la séptima compañía naviera mundial en el tráfico de contenedores, en Septiembre del año 2016, la Empresa Coreana  Hanjing , tiene algo que ver con toda esta polémica, que se ha levantado entre los gremios de estibadores y el Gobierno, por las imposiciones que la Unión Europea quiere implantar con carácter obligatorio, para tomar una serie de medidas, para modificar el régimen de distribución, estiba /desestiba de las mercancías que entran por mar, en los puertos Españoles.

Haciendo un ejercicio de análisis, no me puedo creer, que el resto de la Compañías Navieras que operan en el mercado del Transporte Marítimo, no tengan las mismas dificultades que la coreana Hanjing, lo que hace suponer que habrán reaccionado, para evitar la misma situación de quiebra. La lógica sugiere que entre las muchas medidas a tomar, algunas  se hayan dirigido a la reducción y optimización de costes, lo que nos hace pensar que algunas de estas medidas, estén enfocadas para minimizar los altos costes ó no tan altos, ocasionados por las operaciones de estiba y desestiba.

Las presiones a la Unión Europea por parte de estos meganavieros, con la idea de descargar estos buques en puertos alternativos,  fuera de la U.E. como en el norte de África, en vez de direccionarlos a la zona ARA (Amberes – Rotterdam – Ámsterdam) la más activa de la U.E. ó tomar otras medidas, como intentar liberalizar la contratación de la estiba/desestiba, ó imponer sus propios estibadores para atender sus buques, lo que supondría una serie de pérdidas económicas más que considerables, que de ninguna de las maneras la U.E. estarían dispuestos a aceptar, siendo para la U.E. el recurso más fácil, el establecer una normativa que intente contentar a ambas partes, por un lado este lobby de Armadores y al mismo tiempo al gremio de estibadores IDC ( International Dockworkers Council ).

La actualidad, es la que marca los pasos a seguir, para solucionar los problemas, y es la actualidad lo que propicia el hablar en todos los medios de comunicación de estos problemas de la estiba, con sus privilegios y particularidades, pero tenemos que tener en cuenta que en el entorno marítimo, esta situación no es nueva, siendo más acentuada en los periodos previos de negociación para las firmas de los convenios del Gremio con Sindicatos y Patronal con el gobierno de turno de intermediario, donde los estibadores han logrado y sabido mantener sus privilegios, sin valorar los medios más o menos ortodoxos aprovechándose de su posición de fuerza que indudablemente poseen, lo cierto es, que lo han conseguido con el beneplácito de Sindicatos, Patronal y gobierno de turno.

Yo como marino, no me hacen sentir próximo a sus reivindicaciones por muchos motivos y circunstancias vividas en mi ámbito profesional, que no tiene objeto el detallar en este escrito, y tampoco entiendo cómo puede considerarse, que como estibadores estén ocupando un espacio en el mundo marítimo, siendo beneficiarios de un sistema como el Régimen Especial de la Seguridad Social del Mar, con su coeficiente de reducción del 0,3 en el cómputo para la reducción del tiempo de jubilación, tampoco entiendo que sea un gremio totalmente estanco para trabajadores ajenos a este mundo de la estiba, de todos modos esta apreciación personal no es óbice para no reconocerles el derecho a  luchar por lo que creen son sus derechos.

En mi opinión, lo que realmente me indigna es, que el fondo u origen de la actual situación de desavenencias entre  Estibadores y Gobierno haya sido originada desde el exterior, por una coacción encubierta por los lobbies de estas poderosas Empresas Navieras, que evidentemente tienen la fuerza suficiente para hacer torcer la voluntad de un Órgano Gubernamental como el  de la Unión Europea, para redactar normas de obligado cumplimiento para sus estados miembros, arrastrando a empresas y sociedad a situaciones de precariedad con el fin de proteger a los todo poderosos Lobbies.

De momento nuestro gobierno por medio de el Real Decreto Ley 4/2017 del 24 de Febrero  en el que se modifica el régimen de los trabajadores para la manipulación de mercancías en los servicios portuarios, ya está creando las primeras desavenencias entre los trabajadores del sector y Gobierno, anunciando las temidas y desbastadoras huelgas que nadie quiere, supongo yo.    

Autor:

 Fernando Saiz  C.M.M.

Mis agradecimientos al autor por su siempre actitud colaborativa y sus reflexiones que siempre me hacen mirar más allá.

2017-03-28T14:50:36+00:00

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies